Cómo No Quedarte En Blanco Al Hablar En Público

Featured_12022021
Educación Emprendedores Negocios

Cómo No Quedarte En Blanco Al Hablar En Público

Quedarse en blanco es algo que puede suceder, además, en cualquier contexto. No hace falta que sea una conferencia o una exposición ante una gran audiencia. Puede suceder incluso en la presentación ante un cliente, en una reunión en la empresa, con tu jefe o con tu equipo. Y en la vida personal también los nervios nos pueden jugar una mala pasada si no nos salen las palabras adecuadas en momentos cruciales de la vida.

Hoy te traigo cuatro consejos específicos para reducir considerablemente las probabilidades de quedarte en blanco. Y así triunfar cada vez que presentes tus ideas en público.

Es un hecho que eres capaz, que lo creas es tu elección.

Anibal Pérez

CONOCE BIEN TU MATERIAL

Improvisar no es una buena idea. Aunque seguir la corriente y ser espontáneo es recomendable, confiar en que tu presentación será buena sin una pizca de preparación es algo que ni siquiera los mejores oradores harían. Investiga. Conoce íntimamente el tema y qué dirás y cómo vas a decirlo. Saber de lo que se habla es una de las mejores maneras de aplacar los nervios.

ENSAYA

Esto significa verbalizar tu presentación. Decir todo tu guion en voz alta tantas veces como puedas con el fin de que las ideas tomen forma y queden interiorizadas en tu cabeza. Durante el proceso de ensayo, trabaja una sección a la vez y cuando las tengas todas más o menos claras, verbalízalas todas en conjunto. Y cuando te equivoques, usa tus notas para recuperar el hilo y así familiarizarte con su uso.

REPITE LA ÚLTIMA PALABRA QUE HAS DICHO

Con tranquilidad, con una pausa que seguro que añade valor a tu discurso. No pasa nada. Los silencios dan valor a aquello que rodean. Repite la palabra dándole peso y mirando con determinación a la audiencia. En ese momento, es conveniente que tu mente se enfoque en encontrar la palabra. Rehúye pensamientos del tipo “¡socorro! ¡No sé qué hacer! Porque no te ayudan. Si vienen a tu mente, respira profundamente y lleva tu atención a la sensación del aire entrando por la nariz. Ningún mamífero en situación de peligro respiraría tranquilamente. Estás vaciando el cerebro para permitir que vuelva el contenido perdido.

EMPLEA LOS RECURSOS VISUALES COMO APOYO

Contar con una buena presentación, incluso proporcionar material a la audiencia te quitará un poco de presión, ya que los ojos del público no estarán siempre posados en ti y tendrás algo en qué basarte si te quedas en blanco. Recuerda, sin embargo, que las diapositivas no deben tener mucho texto, ya que en ese caso nadie escuchará lo que dices. Si toda la presentación te pasas leyendo directamente de un papel o de las diapositivas, mostrarás falta de confianza y conocimiento en lo que dices. Es recomendable que solo uses los recursos visuales como un apoyo extra, no como muletas.

 

 

 

 

 

 

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare
Compare ×
Let's Compare! Continue shopping